FINALIZÓ EL VIII ENCUENTRO ANDINO DE SABERES Y HACERES

En el desierto más árido del mundo "San Pedro de Atacama" de Chile, más de 100 personas líderes campesinas, investigadores y promotores de desarrollo, provenientes de Bolivia, Chile, Ecuador, Perú, Colombia, México y Nigeria, nos reunimos con el propósito experiencias de intercambio sobre el estilo de vida de las comunidades originarias de los países así como sobre la siembra y cosecha del agua.

El evento fue organizado por el Pueblo Lickanantay, junto con REDAR PERÚ, CONDESAN contando con el apoyo del Municipio de San Pedro de Atacama y la Red Andina, así como el auspicio de PROCASUR, la Fundación OBERLE PERÚ, la Municipalidad de San Andrés de Tupicocha y la Municipalidad de Carhuamayo.

Este encuentro duró 4 días (12 al 15 de octubre del presente año) su organización se basó en los principios de solidaridad y reciprocidad, como es característico de nuestros eventos. Esto significa que el país de la identidad recibe los visitantes en un gran compartir. En esta ocasión cada familia de los ayllus de Lickanantay, teniendo en cuenta sus casas en los países de procedencia de los países, los productos fueron proporcionados por los diversos ayllus y los organismos locales y el local del evento del Centro de Eventos Coyo Antai. por la Municipalidad de San Pedro de Atacama.

El Encuentro se inició con una ofrenda al agua como fuente de vida y ser vivo oficiada por Sonia Ramos. En el acto, las aguas provenientes del Río Sagrado de los Incas del Cusco y de los diversos ríos de Bolivia, así como del río San Pedro y Vilama de San Pedro de Atacama, Chile, se juntaron para purificar el ambiente y emitir a través de su energía la unión de nuestros pueblos.

El eje de la discusión fue el Sumaq Kawsay, estilo de vida de nuestras comunidades originarias que consiste en la convivencia armónica entre las personas, animales, tierra, agua, fuego y plantas, basado en principios de respeto y reciprocidad, buscando el bien común. En el equilibrio y la armonía del ayllu y su entorno es en donde se expresa la espiritualidad y la relación sagrada con la madre tierra. Los participantes al evento, estudiantes de acuerdo en que Sumaq Kawsay cobra relevancia en el contexto actual, en que las políticas globales generan serios problemas en nuestro planeta y apuntan a un detalle la vida comunitaria en contra de la identidad, el patrimonio cultural y la soberanía de nuestros pueblos, así mismo,

El Segundo tema Tratado en el encuentro FUE la cosecha y cosecha del agua en el Que se ha Sacado una relucir Tanto la Sabiduría milenaria de Nuestra cultura Como la base de en el Conocimiento para ancestral el Manejo del agua, las innovaciones Tecnológicas, etc. Cambio Climático , las actividades extractivas y las normas legales generan en el acceso al agua de nuestras comunidades alto andinas, que son las que crían el agua.

Algunas de las principales conclusiones fueron las siguientes:

  • Los conocimientos, prácticas y tecnologías ancestrales, a pesar del colonialismo y capitalismo occidental, perviven por la resistencia de los pobladores, y el conocimiento que se complementa con los conocimientos técnicos, asimilando así lo mejor de la tradición y los nuevos conocimientos, para afirmar Desarrollar el buen vivir en las comunidades andinas.
  • Los valores comunitarios de complementariedad, reciprocidad, solidaridad, justicia, respeto a la madre tierra, ejercicio de autoridad como servicio, etc., mantener y practicar el nivel local, que permita el buen vivir de la comunidad, aunque la sociedad alcalde y los heno
  • La mercantilización del agua a partir de la lógica usuario-pagador, propicia la desterritorialización y pérdida de identidad en tanto quiebra una lógica de reciprocidad y complementariedad.
  • El reconocimiento legal de los usos y costumbres de las comunidades en el manejo y la gestión del agua, es decir, meramente enunciativo de las licencias de uso, estas deben cumplir con formalidades formales, ajenos a la ancestralidad.
  • Los pueblos y las mujeres de las naciones y las naciones mantienen una cultura de la biodiversidad expresada en raíces, tubérculos, frutales, cereales, animales, etc. Sin embargo, el uso indiscriminado de los agroquímicos y el cambio climático global, que tiene fuerza en los sistemas de las montañas en donde habitan los andinos está generando pérdida de cabello, cosechas, aparición de enfermedades, plantas, animales y personas desconocidas.
  • El extractivismo, lejos de impulsar el desarrollo de los pueblos, dejar grandes pasivos ambientales al erosionar los suelos, contaminar los mantos acuíferos de ríos, lagos, bofedales, manantiales y contaminar las cabezas de cuenca, haciendo inservible el uso del agua natural en el consumo humano, lo que es una dramática afectación, no solo al buen vivir, sino a la vida misma, toda vez que el agua es vida. Esta aseveración se constata en los casos presentados en el Encuentro de la contaminación del lago CHinchaycocha en Junín en Perú, la extracción del litio que destruye los salares en Atacama, Chile, los proyectos turísticos en Cusco Perú y la construcción del teléfono en la comunidad de Armero en Ecuador.
  • En las intervenciones se hizo un llamamiento a la defensa del agua como defensa de la vida misma.
  • Que la Red Andina sirva para difundir los conocimientos ancestrales, la difícil situación que se expresa en la denuncia, la resistencia y las acciones de lucha de los pueblos que conforman y los esfuerzos mancomunados para hacer frente al modelo extraterrestre y neoliberal.
  • En lo organizativo se concluyó que el fortalecimiento del trabajo local, por la solución de problemas concretos, es garantía del desarrollo de la Red Andina.

Sonia Salas Domínguez

Presidenta REDAR PERÚ